lunes, 5 de diciembre de 2011

Ahorrar en Casa IV: Recortes Indirectos

Podemos recortar nuestros gastos de forma directa, tal y como vimos en el post anterior (Ahorrar en Casa III: Recortes Directos), pero también de forma indirecta, pues sin prescindir del uso o la compra, racionalizaremos su consumo o gasto con unos pequeños consejos. Aquí van algunos ejemplos.



Ideas de Recortes Indirectos
Televisores, vídeos, DVD’s, ordenadores, etc., muchos de estos aparatos están consumiendo energía por el simple hecho de estar conectados a la red eléctrica. Lo ideal es colocar en todos estos dispositivos regletas multi-enchufe con interruptor, de forma que cuando no los estemos usando, apaguemos el interruptor de la regleta y todos queden desconectados de la red, por tanto con consumo cero. Es lícito pensar que el consumo en stand-by es mínimo y por lo tanto el ahorro es ínfimo, pero de eso se trata, con muchas cosas pequeñas hacemos un buen montón, y al cabo de un mes o un año, esto se nota en el bolsillo.

El consumo energético de nuestro termo eléctrico es directamente proporcionalidad a su capacidad, por tanto entre mayor cantidad de agua albergue, mayor será la energía que consumirá para mantenerla a la temperatura deseada. Lo ideal en este caso sería que el enchufe del propio termo tenga su propio interruptor, de forma que podamos encenderlo aprox. media hora antes de que nos vayamos a duchar, y apagarlo cuando sepamos que no lo vamos a usar. Esto se nota muchísimo en la factura. También sería interesante ajustar la capacidad del termo al número de personas que residan en la vivienda, pues hay casas en las que por el motivo que sea (deseo del promotor, anterior propietario), se tiene instalado un termo de capacidad mayor a la necesaria.

Otra idea práctica es la de instalar en todos los grifos de la casa unos filtros con reductores de caudal. Estos filtros eliminan algunas impurezas del agua y reducen la cantidad de agua que sale del grifo pero sin la pérdida de presión que a veces sufrimos cuando cerramos a medias la llave de paso del sanitario. También hay quien habla de poner una botella de agua llena dentro de la cisterna del inodoro, pues de esta forma el agua que sale al activarla es menor y suficiente para evacuar las deposiciones, pero sinceramente, este consejo no lo he puesto en práctica y desconozco si es cierto o no, aunque tiene su sentido. Pruébalo y me cuentas.

Otro consejo práctico y curioso es repostar en gasolineras en momentos del día donde la temperatura de ambiente sea menor (como las mañanas antes de entrar a trabajar), ya que al parecer con el frío la gasolina se contrae y el surtidor por el mismo precio te llena algo más el tanque. Por supuesto, esto no sirve de nada si te vas a repostar a la gasolinera más cara de la ciudad (http://elpreciodelagasolina.com/).

No dejes luces encendidas si no estás en dicha estancia. Antiguamente se decía que se gastaba más encendiendo y apagando, por la energía que consumía la bombilla por el encendido, pero esto es falso y está comprobado (ver “Cazadores de Mitos”) que el consumo del encendido no llega a ser tan grande como para que compense dejar la luz. Otra cosa: aunque sean más caras, utiliza bombillas de bajo consumo, ya verás el ahorro en la factura de la luz.

En la medida de lo posible, intenta llenar la lavadora, lavavajillas y secadora, aprovecha los programas, salvo que tu electrodoméstico tenga la posibilidad de utilizarse a media carga.

Si tienes lámparas con muchas bombillas, trata de desconectar alguna, quedan muy bonitas a la vista, pero es posible que no precises de tanta iluminación (salvo que se trate de una mesa de trabajo o zona de lectura) y prescindiendo de algún foco te ahorraras algo de dinero.


Todo este ahorro se va viendo con el tiempo, son pequeñas cosas que suman mucho al final del año, seguro que encuentras muchos más ejemplos, como puede ser leer las noticias por Internet en vez de comprar el periódico (hay a quien no se le puede tocar el “momento café y periódico”, cuidado con esto), utilizar pilas recargables, poner un tendedero en vez de la secadora, rellenar cartuchos de tinta de impresora en vez de nuevos, reciclar folios usados para usar en sucio, y un largo etcétera. No dejes de comentar tus ideas.


Mr. Fahrenheit


Ir al índice de "Ahorrar en Casa"

8 comentarios:

  1. Genial serie de artículos. Gracias por la información.

    ResponderEliminar
  2. Consejos interesantes los que das, Mr. Fahrenheit.

    En cuanto al termo, yo aconsejaría apagarlo justo al terminar de la ducha, porque así, no se comienza a calentar el agua que entra nueva y fría. Después, al encenderlo un tiempo prudencial anterior a la siguiente ducha, implicaría que se calienta el agua una sola vez y no está todo el día, o las horas que fueran, manteniendo la temperatura y recalentando.

    Con la calefacción se hacen auténticas aberraciones; como tenerla todo el día encendida a una temperatura alta y abrir las ventanas cuando hace calor. Lo he visto hacer y sí, es incomprensible. Durante el tiempo que dormimos, no es necesario que esté encendida; como tampoco cuando estamos fuera.

    ResponderEliminar
  3. hayqueber, estoy completamente de acuerdo contigo, tanto en lo del termo como en la calefacción. Es impresionante lo que nos podemos ahorrar al cabo de un año o un mes con sencillas prácticas, que de alguna manera son de sentido común... a veces nos volvemos cómodos, ¿no crees?

    ResponderEliminar
  4. Por cierto hayqueber, también puedes seguirnos en Twitter: @EcoFinAhorro

    Gracias por tu comentario!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Vaya! Me he encontrado con un alter ego del ahorro. Jajajajajaja.
    Estupenda entrada.

    Regletas de corriente eléctrica:
    Buen consejo. También existen otras que permiten ser activadas y desactivadas con un mando a distancia, para los más comodones.
    Yo me he encontrado con un problema a este respecto. Cuando desconecto el proyector que utilizo para ver películas, normalmente a través del ordenador, éste se desconfigura. Como lo tengo en el techo la imagen se ve al revés, hasta que lo vuelvo a configurar, con la tremenda incomodidad de leer los menús de configuración invertidos. Todavía no he averiguado como corregir ésto.

    Filtros reductores de caudal: Son algo caros, pero mi principal problema es que mi pareja se niega en redondo a que los ponga. Cuando lo hice lo detectó inmediatamente. Notaba el menor caudal y dice que necesitaba mucho más tiempo para enjuagarse el cabello, por lo que al final quizás se consuma más agua que sin el filtro. :-(

    ¡Felicidades por el blog!

    ResponderEliminar
  6. Hola Zahorin,

    lo primero agradecerte tu visita y tu comentario.

    Yo soy de los "comodones" que usan la regleta con mando... :-) Y la verdad, es muy cómodo!!

    Te recomiendo que la regleta que uses tenga protección para sobrecargas de tensión, son algo más caras, pero vale la pena la inversión, así evitas que cualquier electrodoméstico se estropee si la regleta falla.

    En lo del proyector sí que no puedo ayudarte, pues no lo suelo usar, pero lo único que se me ocurre, aunque suene a una tontería, es que lo instales al soporte al revés, y la imagen te saldrá derecha.... es posible que sea una tontería, pero si el proyector y el soporte lo permiten, puede ser una solución.

    Con lo del agua, no me gusta hacer publicidad, pero todo sea por ver si puede ayudarte lo que yo he usado: en "Leroy Merlín" hay o había unos kit de ahorro de agua de la marca "Orfesa" (http://www.orfesa.net), que permite un ahorro de agua del 50% y la sensación de caudal del agua se reduce sólo un 30% (http://www.orfesa.net/?page_id=921).

    Más que un reductor de caudal es lo que llaman un "aireador", se nota algo la diferencia, pero uno se acostumbra.

    Un saludo y gracias por tus felicitaciones!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mr. Fahrenheit, decirte que el tema es muy interesante y pienso poner en practica lo que expones, ya que ahorrar nunca viene mal y menos en algunas situaciones. Comentar que el tema de la botella de agua en la cisterna yo si lo he probado, bueno mejor dicho mi madre en su casa cuando eramos peques, y funciona, es algo de lo que ya no me acordaba, y me has echo recordar con este post. saludos @704ana

      Eliminar
    2. Muchas gracias por escribir Ana.

      Lo cierto es que con el paso de los años te vas dando cuenta que muchas de las medidas tradicionales de ahorro son las más eficaces, siempre y cuando las tecnologías no hayan variado demasiado.

      Un saludo!

      Eliminar