lunes, 23 de enero de 2012

La "Guerra del Pasivo" y cómo sacar provecho (VI): Participaciones Preferentes

Mucho se está hablando estos días de este producto financiero. Básicamente por las complicaciones para rescatar la inversión o su reembolso, ya que muchas personas que han intentado retirar el dinero que habían depositado en este producto de ahorro o inversión, se han dado cuenta de que no es posible y si lo es, se puede estar perdiendo mucho dinero, pues en su momento no prestaron atención a su carácter perpetuo.


En varios momentos de los últimos años las entidades financieras recurrieron a la emisión de participaciones preferentes para captar nuestros ahorros. La última gran emisión realizada por prácticamente la totalidad de entidades fue en el año 2009, y casi todas las entidades financieras españolas recurrieron a esta fórmula. Hoy en día no se utilizan para captar ahorro, porque la UE a través del BCE no considera el dinero que tienen los bancos depositados en las preferentes como capital de máxima calidad (TIER I) a efectos de calcular los ratios de solvencia de las distintas entidades bancarias, por ello algunas entidades ya plantean la posibilidad a sus clientes de convertir las preferentes en acciones u otros productos que sí les computen como capital a efectos de la solvencia requerida al sistema bancario por la UE.

¿Qué son las participaciones preferentes? El nombre en sí da la sensación de exclusividad, por lo de “preferentes”, pero es sólo eso, un nombre. Son participaciones en el capital del banco, y que se compran sin derechos de voto (no confundir con las acciones o las cuotas participativas). Éstas participaciones suelen tener un interesantísimo tipo de interés en el momento de su emisión (en estos productos se le llama cupón al pago periódico, suele ser trimestral; en las últimas de 2009 se emitieron con tipos que estaban entre el 6% y el 9%), puesto que no tienen un vencimiento definido (son perpetuas), y es el banco emisor el que decide cuándo devolverlas, o dicho con más propiedad, amortizarlas.

¿Los rendimientos son garantizados?
Si y no; la condición para que nos paguen lo pactado es que la entidad bancaria emisora haya tenido beneficios en el ejercicio anterior, en caso de no haber tenido beneficios, la entidad podría decidir no pagar a los compradores de preferentes, pero en caso de pagarse, siempre será al tipo pactado.

¿Y el capital, está garantizado? El dinero que los ahorradores depositan en estas participaciones está fuera del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD, recordemos que es de 100.000 euros por persona y banco), pero tan sólo peligra en caso quiebra de la entidad financiera, lo cual es complicado porque el Banco de España actúa interviniendo las entidades muchísimo antes de que esto pueda suceder. En caso de quiebra, los ahorradores que tengan su dinero en preferentes, son los últimos acreedores en orden de prelación para cobrar.

¿A pesar del vencimiento indefinido o carácter perpetuo, puedo sacar mi dinero cuando lo necesite? Sí y no; es decir, en caso de que requieras el dinero antes de que el banco amortice las preferentes hay dos opciones en función de las características de la emisión de tu banco:
  1. que al solicitar venderlas te den un precio cotizado en un mercado secundario de preferentes, y que el precio sea diferente del que tu compraste, generalmente más bajo, por lo que es posible que al venderlas pierdas dinero.
  2. que la emisión no tenga cotización en mercados secundarios, y en el momento de querer deshacerte de ellas, el banco ha de buscarte a otro cliente que quiera comprártelas, por lo que puede pasar bastante tiempo hasta que las vendas.

¿Es posible que mi banco decida amortizarlas en algún momento? Es posible, teniendo en cuenta el elevado cupón que pagan las entidades por este dinero, podría darse el caso que se amorticen pronto, pero la mayoría no lo harían antes de 5 años contados desde el momento de su emisión, ya que es el plazo mínimo al que el banco se comprometió a mantenerlas.

Por tanto, recapitulando toda la información que tenemos hasta ahora, nos encontramos:
  • Positivo: alto interés (sujeto a beneficios del banco).
  • Negativo: perpetuidad de la inversión o a criterio de amortizar por el banco, disponibilidad de la inversión sujeta a mercado o interés de compra de otros inversores, capital no garantizado por el FGD, últimos en orden de preferencia de cobro en caso de quiebra.

¿Por qué los consumidores invertimos en estas preferentes cuando tienen más características negativas que positivas? No hay una respuesta única, hay varias posibilidades:

En primer lugar hay personas que, conociendo perfectamente las características del producto, bien asesorados decidieron poner una parte de sus ahorros, que sabían que no iban a necesitar, de forma que podrían aprovechar el excelente interés y diversificaban sus posiciones. Tengamos en cuenta que si mis preferentes pagan un 7%, en 10 años ya he recibido el 70% de mi capital invertido, y en unos 14 años he recibido el 100% y además cuando el banco decida amortizar recibo el resto de mi dinero.

Hay otras personas que, como dice el “slogan” de una famosa cadena de electrodomésticos, “la avaricia me vicia”: leyeron que pagaban un interés muy alto y no leyeron más o no quisieron leer más, sin tener en cuenta lo más importante, que la inversión es a perpetuidad a decisión del banco.

Evidentemente, como pasa siempre, hay un tercer caso: los “engañados”, los altos objetivos de colocación que tenían las entidades financieras propiciaron que muchos comerciales de la banca vendieran estas preferentes como si fueran imposiciones a plazo fijo, lo cual es una tomadura de pelo porque no se parecen en nada, salvo en que cobras una rentabilidad periódicamente, pues entre otras cosas, en los plazos fijos el dinero es disponible y en este caso no.

En estos momentos de profunda recesión, muchos clientes de bancos y cajas se habrán visto en la necesidad de disponer de sus ahorros invertidos en participaciones preferentes ¿Qué hacer? Si te sientes estafado y crees que en su momento no te lo explicaron correctamente o no firmaste el contrato, lo mejor es presentar una reclamación formal, eso sí, si no hay defectos en el contrato, es la palabra tuya contra la del banco, por lo que poco tenemos que ganar.

En caso de que la inversión se hiciera correctamente y no haya nada que reclamar, lo mejor es solicitarle al banco financiación, pero ojo, al tratarse de preferentes de la propia entidad, éstas no podrán ofrecerse como garantía (desde hace unos años no está permitido por el Banco de España, pues es como si el banco pusiera como garantía su propio capital), por lo que se trataría de solicitar un préstamo personal, y su obtención dependerá de los parámetros y criterios de riesgos que habitualmente sopesan las entidades financieras.

En definitiva, y resumiendo mucho, se trataba de un producto de inversión muy rentable, pero había que explicarlo y entenderlo bien para evitar problemas de liquidez futuros y elegir bien la cantidad a invertir, los problemas surgen cuando algo de esto ha fallado, como está pasando, proliferando el descontento y reclamaciones de los consumidores.



Actualización 09/06/2012: Canjes de Preferentes I
Son muchas las entidades que están planteando a sus clientes el canjear sus participaciones preferentes por otro tipo de activos. Algunos en acciones, otros en bonos, depósitos, etc., y no siempre en la misma proporción, pues en ocasiones se nos ofrece el canje con una pérdida de entre un 20%-10% de su valor de inversión. A pesar de que sea una elección del tenedor de esas participaciones, en realidad no nos quedan muchas más alternativas (además de reclamar), puesto que quedarse en preferentes y no aceptar el canje, es dejar que las participaciones preferentes entren a cotizar en un mercado secundario, con lo cual, al día siguiente podríamos ver cómo nuestra inversión fluctúa diariamente y teniendo un valor de un 80% menos de lo que inicialmente invertimos, es un auténtico esperpento.

En fin, que el canje es de las pocas salidas que hay a este tema, porque para colmo de males, prácticamente todas las entidades financieras españolas entrarán en pérdidas en 2012 y algunas ya lo han hecho en 2011, por lo que ninguna de las preferentes pagarán ya su rentabilidad fijada.

Nunca se debió comercializar a particulares, y menos de la forma masiva (en ocasiones con engaños) que se ha hecho.

Actualización 15/07/2012: Canje Preferentes II
Europa ya se ha pronunciado al respecto de los canjes de preferentes, dejando muy claro que no se podrá utilizar el dinero del rescate bancario para compensar las pérdidas sufridas por los tenedores de preferentes o accionistas, ya que consideran que debían de conocer los riesgos a los que se exponían al adquirir estos títulos, además de haber sido compensados durante estos años con una alta rentabilidad.

Lo cierto es que esta afirmación no es real, puesto que muy dificilmente los titulares de preferentes podían imaginarse un escenario tan crudo como el actual, aún suponiendo que supieran exactamente qué estaban adquiriendo, puesto que hay muchos dagnificados que pensaban que tenían un plazo fijo u otro tipo de producto de renta fija.

Por tanto, nuestro gozo en un pozo, ya que semanas atrás había trascendido en medios digitales que entidades nacionalizadas estaban proponiendo al Europa canjear las preferentes de sus clientes por depósitos a plazo a 4 años, lo cual ya no va a poder ser posible, por lo que se está hablando en estos momentos de pérdidas para los "preferentistas" de entre el 60% y el 40% en el canje, aunque también se ha comentado, por parte del supervisor europeo, que es posible que el Estado, a cuenta de su propio presupuesto, compense a estos clientes. Veremos como acaba todo esto.

Recomendación: lo importante en estos momentos es deshacer la posición de preferentes, no tienen ningún sentido mantenerse, puesto que el dinero está inmovilizado y no van a retribuirse, por tanto, debemos acogernos al canje, pero al mismo tiempo presentar una reclamación formal a la entidad (hay muchas asociaciones a las que recurrir, como ADICAE o AUSBANC); no malgastéis ni tiempo, ni esfuerzo, ni la salud en discutir con los responsables de tu sucursal, no vale la pena, los empleados de éstas entidades no van a poder solucionar nada, y probablemente cuando comercializaron éstos títulos tampoco sabían los verdaderos riesgos del producto, de forma que la responsabilidad última la ha tenido:

1. Fundamentalmente el propio Banco o Caja, personificado en sus consejeros, Presidente y Dirección General.
2. La CNMV, la cual se encarga de regular las emisiones de títulos.
3. El Banco de España, que es quien supervisa a las entidades financieras, sus fortalezas, debilidades y prácticas bancarias.

Actualización 15/07/2012: Canje Preferentes III
Según las últimas informaciones al respecto de las entidades nacionalizadas, como es el caso de Bankia, se habla de una pérdida media para el preferentista de este Banco del orden del 39% de la inversión inicial.

Se está hablando de canje por acciones a valor de mercado del momento del canje, seguimos atentos a nuevos datos que pudieran surgir al respecto.

Actualización 20/04/2013: Canje Preferentes IV
Os enlazo al post que os hablo del proceso de canje y arbitraje de las preferentes de Bankia.
 



Mr. Fahrenheit

Ir a "Mi Banco"

18 comentarios:

  1. Me da la sensación que que Mr Fahrenheit está del lado de los bancos. El que los usuarios quieran el mejor interés por su dinero no es un delito.Retener el dinero del projimo con estrategias y actuando sin claridad y, sobre todo eligiéndo a los "mejores clientes", si es actuar de espaldas a la ley y además con premeditación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de nada agracerte el comentario, y animarte a seguir haciéndolo siempre que quieras expresar tu opinión.

      En absoluto hay intencionalidad de ponerme "del lado de los bancos", trato de mantener una línea objetiva y en todo caso tratar de ayudar a los usuarios con los posibles abusos de los bancos, tal y como se puede observar en la mayoría de publicaciones relacionadas con los bancos, las cuales te animo a que leas.

      Lo cierto es que hay muchas personas con las que los bancos han cometido abusos en cuanto a las preferentes, y se les vendió mal, explicándoles vagamente la indisponibilidad del dinero y su vencimiento perpetuo. En estos casos es muy reprobable el comportamiento de estas entidades y los profesionales de la banca, y desde aquí aprovecho para manifestar mi desaprobación ante la venta masiva de este tipo de productos poco convencionales y complejos.

      Luego hay otros consumidores, con un nivel de conocimientos financieros superiores, a los que se les ha explicado bien, o que se informaron, preguntaron, leyeron, fueron prudentes al invertir, etc. y tienen sus preferentes bien contratadas, asumiendo y conociendo los riesgos y características del producto.

      Como ya dije en su día en el post sobre los Depósitos a Plazo, a mayor rentabilidad menor liquidez, y viceversa, es una máxima de las finanzas.

      En definitiva, el post tiene una vocación explicativa e informativa, no trata de ponerse de el lado de nadie, en todo caso trato de poner sobre el tapete las características de un producto financiero complejo y de dónde viene la problemática de estos últimos días.

      Eliminar
  2. Con esta entrada he conseguido entender -por fin- qué son y cómo funcionan las participaciones preferentes.

    A mi juicio, no creo que Mr. Fahrenheit se haya puesto del lado de nadie: entiendo que ha explicado la situación de una forma objetiva.

    Si hay gente que quiere culpar de todos los males a los bancos, libres son; pero me parece que todos tiene más o menos culpa. En el momento que una persona firma un documento, se presupone que entiende lo que está explicado en el mismo. Si no se entienden ciertas cláusulas de un contrato, mejor será informarse bien antes de firmar.

    En el tema sanitario, del que no conocemos la mayoría de los mortales, se da mucho lo de la segunda opinión, ¿por qué en el resto de ámbitos no lo hacemos también?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya servido para entender las preferentes, de hecho ese era la finalidad del post.

      Estoy de acuerdo contigo en lo de la "segunda opinión", es crucial que, como dije en los post de "Ahorrar en Casa", nos molestemos en solicitar la información por escrito, sea lo que sea, no comprar nada por teléfono, leer con tranquilidad en casa, relajados, sin presiones y después de aclarar las dudas, entonces decidir si contratar o no.

      En particular, en los bancos, debemos solicitar que nos pasen lo que firmaríamos en caso de contratar, lo que se llama un borrador del contrato o un contrato modelo.

      Gracias por tu interesante aportación, Hay Que Ber!

      Eliminar
  3. Si quieres conocimiento, lee la letra pequeña de los contratos. Si quieres experiencia, firma sin leerla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. No cabe duda que firmar sin leer es toda una aventura, pero mejor leer para no arrepentirse de las decisiones mal tomadas.

      Eliminar
  4. Más del 90% de las personas que tienen estas participaciones preferentes,firmaron con engaños. Es el caso de mi madre 84 años, mi tia 80 y algunas personas conocidas del pueblo. El director de la sucursal de la Caixa, de Hinojosa del Duque, Córdoba, les dijo que podian disponer de sus ahorros en 48h.Cuando fuimos la semana pasada para retirar parte de este dinero, les dice el director que NO PUEDE DISPONER DE SUS AHORROS HASTA EL 2020. Aquí, en este pueblo, hay más de 400 personas afectadas por esta GRAN ESTAFA.
    O el banco de España, hace algo al respecto, o se va a liar una muy gorda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evidentemente cuando hablamos de personas de estas edades, directamente podemos presuponer que se ha seleccionado bastante mal el público objetivo, y lo que es ya flagrante el que le hayan dicho que se podía disponer del dinero en 48 horas. Te recomiendo que examines toda la documentación, con especial atención al test de idoneidad o de conveniencia, pues el mi posible que el test lo hayan rellenado en la propia entidad sin llegar a preguntarle a los clientes.

      Gracias por tu comentario y ánimo. Deben seguir adelante con la reclamación si consideran que se ha obrado mal por parte de la entidad.

      Eliminar
  5. gracias por el artículo, me ha ayudado mucho en el día de hoy. nos acabamos de enterar que mis padres son otros perjudicados más de esta "trampa", pues a ellos los "asesores" en los que siempre confiaron, les dijeron que en 3 años podrían disponer del capital. me gustaría saber a dónde deben dirigir sus reclamaciones, a parte de la entidad bancaria, claro. gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He de aclarar una cosa, aunque la mayoría de las participaciones preferentes son perpétuas, hay algunas tienen determinado un vencimiento.

      Sobre las reclamaciones, debes pedir al banco una hoja de reclamaciones, pero no la del banco o caja, sino la oficial de tu Comunidad Autónoma, junto con toda aquella documentación que entiendas que justifica la reclamación.

      Una vez rellena y presentada en tu entidad (te la tienen que sellar), presentas una copia en la consejería de industria y comercio de tu Comunidad, y estos le darán cauce por el Banco de España.

      Gracias por leerme y por tu comentario.

      Eliminar
  6. A mis padres tambien se las colocaron engañandoles, claro mi primer impulso es colgar de lo mas alto a los que les engañaron pero quiero ser mas civilizado que ellos. Espero que le den solucion y aun asi les pondre una reclamacion por que lo del test de ideonidad no lo hicieron mis padres. En fin que a buenas o malas vamos a solcionar esto seguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Espero que tus padres encuentren una solución, pero cuidado, a veces el remedio es peor que la enfermedad.

      Ten en cuenta que dependiendo de la fecha de las preferentes de tus padres había o no obligatoriedad de cumplir con la ley MIFID que es la que lleva aparejada el tema de los test.

      Es desastrozo como la frenética venta de las entidades financieras han menoscabado tremendamente la confianza en los bancos, pero ha sido algo que se han ganado a pulso.

      Eliminar
  7. Se trata de una estafa masiva ejecutada por las entidades financieras con la aquiescencia de la CNMV. Me merece mucho más respeto el "tocomocho" o el "timo de la estampita" que este tipo de prácticas llevadas a cabo bajo el paraguas de la, en teoría, prestigiosa marca del banco de turno. Aprovecharse a esta escala de la gente mayor es indigno. Y no me hable ahora del test de idoneidad. Este tipo de contratos deberían validarse en una entidad dependiente del estado donde dejasen bien claro lo que son.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario y visión del problema.

      Lo cierto es que algo de "complicidad" debe existir con los reguladores, ya que por muchos test y papeles que se firmen, nadie puede asegurar cómo se han explicado o vendido estos productos, siendo finalmente la confianza del consumidor con el banco o más bien con el empleado que nos atiende lo que determina si se contrata o no un producto.

      La realidad es que uno no se explica como por como es posible, por ejemplo, que si Banca Cívica hace menos de un año valía X, ahora la Caixa la compre un 11% más barata... ¿Es esto normal? ¿La CNMV sabía que antes valía menos y dejó que los accionistas acudieran a un precio más alto y ahora permite que La Caixa lo compre un 11% más barato? Si yo fuera accionista de Banca Cívica no estaría muy contento con los reguladores, pues lo cierto, como bien dices Joaquinito, no han regulado o regulan lo que les interesa.

      Eliminar
  8. Amigo Fahrenheit , creo que a cada uno que te aporta un comentario le dices lo que se supone quiere escuchar, si bien en tu comentario inicial , se te nota un poquito por donde te inclinas...solo un poquito ,,ya veo que tienes mucha precaucion . No me fio . se puede saber en que trabajas ? .. Gracias , y sin animo de ofensa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por animarte a escribir. Nuestra idea es ayudar con nuestros post a los que tienen alguna inquietud sobre los temas que tratamos. Si lees todos nuestros post te darás cuenta que esa es nuestra única inclinación y preocupación, el resto queda al ámbito de la interpretación subjetiva de cada uno. El punto de vista de cada persona que escribe y aporta en los comentarios tiene un valor incalculable, no siempre hay que estar de acuerdo, pero siempre hay que tenerlas en cuenta y hacer el esfuerzo de ponerte en su lugar para entender, comprender y en muchos casos asimilar que es posible otra visión del problema o de la situación.

      Con respecto a mi ocupación: la finalidad de este espacio no es hablar de mi, sino de los temas que tratamos e intentar dar respuesta a las consultas que se plantean, o bien que sirva para que cada uno aporte su "granito" de arena con nuevas ideas o puntos de vista sobre el asunto que se trata. No obstante, mi actual ocupación está focalizada en el ámbito de la consultoría.

      Eliminar
  9. Hombre, por fin alguien que se acerca bastante bien al asunto. Me alegro. Yo es que las denomino exactamente como lo que son : cuotas sin voto. Voto que recuperan en el momento en que no hay dividendos. ¿por que solo le veo aspectos positivos? Por que si los "estafados se unen, al no cobrar el "cupón", su capital es más grande que el del consejo de administración. Y .... que gusto cesar a un consejo entero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario y por leernos, y me ha gustado tu optimismo ;)

      Lo cierto es que el engaño está en la venta, no en el producto en sí, lo malo es que en un porcentaje muy alto se ha vendido como si fuera un plazo fijo, y los ahorradores que contrataron sin saber los pormenores del prodcuto, están que trinan y con razón.

      Pues eso, pero en un hipotético caso, hay que ponerse de acuerdo para nombrar a un representante en el consejo ;) No obstante, eso sería en el caso de que las preferentes se convirtieran en acciones y que a su vez estas nuevas acciones no se "diluyeran" entre las antiguas acciones, cosa harto complicada, pues las preferentes de por sí no constituyen participación en la junta de accionistas, son acreedores.

      Eliminar