jueves, 6 de diciembre de 2012

Ahorrar en Navidad

Ya está aquí la Navidad, estamos a punto de liquidar otro año, el tiempo pasa de forma inexorable, normalmente es el momento del año en el que tomamos conciencia de lo rápido que pasa el tiempo o lento para otros, pero lo que está claro es que para la mayoría la Navidad es sinónimo de "gasto".

Es una visión poco romántica de la Navidad, pero es una verdad, así como también es sinónimo de felicidad,  fiestas, nostalgia, encuentros, familia, tristeza, paz, ... todo depende de nuestras vivencias y experiencias, pero no me negaréis que es una época de gastos. ¿Cómo ahorrar en estas fechas?



Quizá algunos de los consejos no los podáis aplicar este año, pero tenedlos en cuenta para el año que viene.

Como cuando estudiábamos los "Diez Mandamientos", os dejo uno que resume todos los demás: sed pragmáticos, casi todo lo que compréis en diciembre, se puede comprar en las rebajas de enero a precios más bajos.

1. Comprar con anticipación: no sólo los regalos, sino también los alimentos, si es que tenéis pensado preparar alguna cena o comida. Según qué alimentos, se pueden encarecer a medida que se aproximan las fechas críticas en más de un 50%, donde pescados y mariscos se llevan la palma.

Normalmente el punto de inflexión de la subida de precios de los alimentos está entre el 14 y 22 de diciembre, aumentando progresivamente hasta el día 31 de diciembre. Las carnes también se encarecen, pero mantienen mayor estabilidad. Lo ideal es comprar antes y congelar.

2. Un clásico: el amigo invisible, en vez de regalar a todos tus familiares y amigos, organizad  los regalos a través de esta forma del "amigo invisble", donde en vez de hacer un regalo a cada persona, se hace uno sólo, y además, si establecemos presupuestos máximos, mejor.

3. Niños y adolescentes: es difícil y complicado no poder contentar a los más pequeños, los padres siempre quieren llenar la habitación de su hijo de regalos, pero, aunque podáis, de verdad, esto no es bueno, ni para vuestro bolsillo ni para vuestro hijo, sé de lo que os hablo cuando os digo que esto sólo conduce a que no sepan valorar lo que cuestan las cosas y los sacrificios que hacemos para conseguirlas.

En el caso de los adolescentes, aunque se pierda la esencia de la Navidad, probablemente os ahorréis muchos quebraderos de cabeza y dinero si les dais el regalo en metálico, y que sean ellos mismos los que lo administren: ¿qué os apostáis a que la mayoría de las compras las dejan para las rebajas de enero?

4. Otra opción de ahorro es, para el caso de los más pequeños, seguir los muchos consejos que os he ido poniendo en Facebook, y hacer vosotros mismos juguetes y objetos decorativos, tendrán un valor doble: el obsequio y el trabajo que hay detrás.

5. Valora la utilidad de los regalos o el uso que se le va a dar. ¿No os ha pasado comprar un juguete muy caro y que luego los niños dejan apartado? A veces sucumbimos a los caprichos, y los hay muy caros, así que pensad bien si vale la pena el gasto.

6. No dejes para diciembre las compras importantes: los regalos más caros o tus propias compras, trata de anticiparlas o aplázalas hasta después de Navidad, me explico: supongamos que queremos comprarnos un televisor, no para regalárselo a nadie, sino para nosotros; esta es la típica compra que deberíamos dejar para las rebajas de enero, ya que no es un artículo de primera necesidad, y fácilmente se puede aplazar, consiguiendo ahorrarnos muchísimo dinero.

7. Ropas y marcas: ¿de verdad tenemos que llevar ropa con caballitos, banderas, cocodrilos, etc. para estar a la última? Valoremos lo que valen las prendas de vestir, sus materiales, confort, etc, y cuánto sube el precio por tener una u otra marca. Consejo: las marcas, si os hace mucha ilusión, dejadlas para las rebajas, o bien limitad los regalos de marcas.

8. Videojuegos: comprad de segunda mano, pensadlo fríamente, todos queremos tener cosas nuevas, pero en el caso de un videojuego, ya sean de ordenador o videoconsolas, ¿qué importa que sea nuevo o viejo? Es un programa que se instala en nuestro ordenador o consola, y lo ejecutamos. Podemos ahorrarnos mucho dinero, según qué juegos y si se trata de una novedad o un título antiguo.

9. Libros: no son precisamente baratos, sobretodo si se trata de un libro ilustrado, no obstante, un buen libro es uno de los mejores regalos sin ser excesivamente caro y tienen la ventaja que, como en el caso de los videojuegos, puedes optar por el mercado de segunda mano.

10. Mascotas: las hay de todo tipo, pero si te gustan los perros o gatos, en el centro de recogida de tu municipio seguro que habrá un montón de ellos esperando un hogar. Ten en cuenta que son seres vivos, no son juguetes, crecerán, necesitan cuidados, hay que educarlos, atenderlos y si sales de vacaciones les debes buscar un "alojamiento" adecuado, así que si te decantas por esta posibilidad, debes ser responsable con el compromiso que asumes.

11. Planificación del gasto y las compras: como siempre, sentido común, si vuestra intención es gastar mucho en regalos, debéis ahorrar previamente, no vale la pena desarbolar y poner en juego el resto del año cargándo las tarjetas de crédito, pues ya sabéis que esto es formar una gran bola de nieve que tiene consecuencias dramáticas. Os sugiero abrir en vuestro banco una cuenta de ahorro aparte en la que mensualmente traspaséis una cantidad de dinero, y cuando llegue la Navidad, este sea el presupuesto para regalos.

Bueno amig@s, espero que estos consejos os sean de utilidad, si bien podéis, como siempre, ampliarlos en los comentarios del artículo, pues serán de interés y agradecidos por el resto de lectores.

Dicho todo esto, el mejor consejo que os puedo dar es que seáis felices sin gastar mucho dinero ya que lo más importante no está en las cosas sino en nosotros, y como se suele decir, no es más feliz el que más tiene, sino el que menos necesita.

Mr. Fahrenheit

Sígueme en Twitter y Facebook para que estés al día de las publicaciones del blog.

Ir al índice de "Ahorrar en Casa" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario